Acerca       Archivo

Agua

Agarrada a sus entrañas se arrezagaba dentro del agua que lentamente eliminaba la sal de sus ojos.

La música todo lo envolvía y la acariciaba lentamente antes de querer levantar la cabeza. Y fue entonces mientras todo retumbaba que la cascada que descendía lentamente de sus ojos, empezó a zarandearla sin descontrol.

Los pies ya fuera empapando el suelo la obligaron a recomponerse ante las frías baldosas, y se enmascaró con la sonrisa que tantos muchos adoraban.
Por dentro, desazón.

Escrito el 23 de mayo de 2019

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

#futuro #ficción

#tiempo #microrelato