Acerca       Archivo

Ojos, manos,
y labios

Era la primera vez que sus manos se rozaban.

Volteándose ligeramente se lo quedó mirando con cara de incredulidad mientras él, con las manos y vocalizando ligeramente le pedía perdón por haberse estampado contra ella.

Él siguió su camino, ella se lo quedó mirando con una sonrisa y sin darse cuenta, ante las suplicas, sus ojos rogantes y una comisura alzada en sonrisa, ya se había pillado.

Pensó que todo era un sueño, y cerró los ojos sin intención de despertarse. Alargar ese momento, hasta que todo se volviese en un recuerdo.

Escrito el 21 de mayo de 2019.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email
Share on linkedin
LinkedIn

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

#futuro #ficción

#feminismo #microrelato